Archivos con la etiqueta: plantas medicinales

23 de mayo de 2013

Últimamente en la frutería en la que compro  me regalan  siempre  unas ramitas de “hierbabuena”, así que siguiendo el refrán que dice: “Si la vida te da limones, aprende a hacer limonada”,  me estoy empezando a interesar por ella y la estoy secando para utilizarla en mis infusiones. Esto me está abriendo a un mundo muy interesante como es el del secado de las plantas medicinales.

Lo primero  que  atrae de ella es su intenso aroma,  debido a su esencia,  que tiene más de 100 componentes, entre los que destaca el mentol, que es un alcohol al que se le deben la mayor parte de sus propiedades.

A la” Hierbabuena”  también se la llama “Menta”. Es una planta herbácea y tiene inflorescencias de color rosado-violáceo, que se disponen en espigas terminales, lo que se llama “sumidades”

Tomada en infusión, tiene propiedades digestivas, carminativas (elimina los gases y las putrefacciones intestinales), colerética  (activa la producción de la bilis) y  analgésica.

Por lo que viene muy bien en: digestiones pesadas, gases intestinales, espasmos y cólicos digestivos.

 Es tonificante estando  indicada en los cuadros de agotamiento físico.

También tiene una función antiséptica, porque su esencia contiene unos polifenoles de acción antivírica, que se ha visto que es activa frente al virus de la hepatitis A.

También es activa en los casos de cefaleas.

Sus infusiones, que es lo que yo uso,  tiene un sabor agradable, y se puede utilizar sola o con otras infusiones, como por ejemplo  poleo o te. La parte utilizada en la infusión son las hojas.

Como uso externo se puede aplicar en forma de compresas y fricciones que se hacen con la esencia o con disolución alcohólica (alcohol mentolado), que es útil en los casos de dolores articulares y musculares y en las neuralgias.

Con el uso de su esencia hay que ser cuidadosas, y no utilizar más de 1 a 3 gotas,  porque a dosis altas y en uso interno puede provocar insomnio e irritabilidad, e inhalada a dosis elevadas puede producir espasmos de laringe en los niños.

Ah se me olvidaba, también se puede utilizar para dar un toque especial de sabor a ciertas  comidas.

Hasta la próxima ¡Salud!

  0
10 de noviembre de 2011
 
Con la llegada del otoño, también han llegado los primeros resfriados y las primeras toses, por lo que  quiero compartir con vosotros una infusión de tomillo que es muy útil para aliviar estas molestias.
Hacer una infusión con una cucharadita de tomillo por vaso de agua, después de dejarlo reposar 5 minutos, colarlo y añadir unas gotas de limón y una cucharadita de miel. Se pueden tomar tres tazas al día,  una de ellas al irte a acostar. Tiene un sabor muy rico y es muy eficaz en casos de resfriados.
Ya puestas me gustaría comentar algo más sobre el tomillo para que lo conozcamos mejor.
El tomillo- Thymus vulgaris- es originario de la región mediterránea, crece facilidad en lugares áridos. Aparece en manojos, puede llegar a medir unos 20 cm. Posee un aroma intenso.
Tiene flores pequeñas de color rosa-violáceo que florecen en primavera.
Se utilizan las partes superiores de los brotes florales, recolectándose entre julio y agosto.
Se usa como especia culinaria pero tiene muchas más aplicaciones, aquí hay algunas.
 
En uso interno es antiespasmódico, antiséptico,  expectorante y antitusígeno
y es muy útil en afecciones del aparato respiratorio como: tos irritante, resfriados,  bronquitis crónica, asma.
También es un estimulante natural que favorece la circulación y la digestión, evita las flatulencias, y los dolores cólicos,  activa el sistema nervioso y favorece el trabajo intelectual.
Por lo que se usa en los casos de fermentaciones intestinales, digestiones lentas, inapetencia, decaimiento general, depresión.
También es  sudorífico, diurético, y vermífugo.
Las infusiones que hagamos con tomillo no deben tomarse por largos periodos de tiempo, sino por  periodos cortos, para tratar la afección concreta de que se trate.
 
En uso externo por su alto poder desinfectante se emplea para lavar todo tipo de heridas.
También  posee acción antiinflamatoria.
Con la maceración alcohólica -alcohol de tomillo- se pueden realizar fricciones contra los dolores reumáticos y las enfermedades de la piel como la sarna.
 
La maceración en aceite aplicada en forma de cataplasma alivia las contusiones, torceduras, tortícolis, y dolores reumáticos.
Las cataplasmas tibias de tomillo hervido en vinagre se aplican para calmar el dolor de cabeza.
Hasta la próxima ¡Salud!
  0
28 de septiembre de 2011

Quiero empezar este nuevo curso del blog con una nueva etiqueta: la de las plantas medicinales. De vez en cuando hablaré sobre alguna planta medicinal, y así poco a poco podemos hacernos en casa de un socorrido arsenal.

Antes que nada me gustaría decir que aunque sean “naturales” estás plantas medicinales también tienen sus interacciones con medicamentos, por lo que siempre hay que pensar que si se está tomando algún fármaco, las plantas medicinales pueden interactuar con él. Es conveniente tener esto en consideración.

Empezaré hablando de la Hierba Luisa.

Es una infusión de sabor muy agradable, puedes edulcorarla con miel si lo deseas

Su nombre científico es Lippia triphylia o Aloisa citriodora L.

Es un arbusto de las familias de las Verbenáceas que puede alcanzar hasta los 2 metros de altura. Sus hojas son lanceoladas y rugosas y desprenden un intenso y precioso aroma a limón cuando son restregadas. ¡Haz la prueba y lo comprobarás ¡Las flores son de color violeta pálido o lila, florecen en verano y crecen en ramilletes.
Es originaria de Perú y Chile, pero el descubrimiento del Nuevo Mundo se extendido sus áreas cultivos.

Toda la planta pero principalmente sus hojas son muy ricas en un aceite esencial que entre sus múltiples componentes contiene citral y limoneno, de ahí el olor a limón que desprenden.

Sus indicaciones son las siguientes:
1. Trastornos digestivos:
– Dispepsias tanto agudas, por indigestión; como crónicas, por digestiones pesadas.
– Flatulencias ya que por su acción carminativa favorece la expulsión de los gases del aparato digestivo.
2. Dolores menstruales.
3. Cólicos biliares y renales: ya que tiene una acción antiespasmódica.
4. Ansiedad: ejerce una acción tranquilizante natural y como posee una importante cantidad de melatonina favorece el sueño nocturno.
5. En gastronomía se emplean sus hojas secas y fragmentadas, para dar un aroma cítrico a los platos.
La parte que se utiliza en infusión, son las hojas a razón de 30 g de hojas por litro de agua. Se tomará una taza calentita después de la comida, o si lo prefieres antes de irte a la cama.

¡Qué la disfrutes!

  0