Archivos con la etiqueta: Lactancia Materna

07 de junio de 2011

¿Estás embarazada y te gustaría dar de mamar a tú hijo? ¡Felicidades es la mejor de las decisiones!
A partir de ahora vas a oír muchas cosas sobre este tema, así que lo mejor es que con tiempo vayas afianzando y documentando tu propia opinión, para poder defender mejor tus derechos.
Me gustaría recomendarte un libro buenísimo. Se llama: Un regalo para toda la vida, guía de la lactancia materna. Ediciones Temas de hoy. Su autor es el pediatra español Carlos González, especialista en lactancia materna, y uno de las personas que más saben sobre el tema.
Lo bueno es que sabe conjugar información rigurosa con amenidad y sentido del humor.

Para establecer una buena lactancia lo primero que hay que desechar es esa opinión tan generalizada actualmente de que: “quizás no tenga leche”. ¿Por qué no vas a tener leche? Desde luego que esto puede ocurrir, pero es muy raro. Citando palabras del mencionado autor te diré que” La inmensa mayoría de las veces, cuando la madre cree no tener leche, en realidad no hay ningún problema: Estadísticamente es más probable ganar el gordo de Navidad que tener hipogalactía”

Lo ideal es que cuando nazca tu niño te lo dejen tener las 24 horas del día contigo(se entiende que si es que no necesita cuidados médicos especiales) y que puedas ofrecerle el pecho, dentro de la media hora siguiente al parto. Para esto es muy útil poder contar con la ayuda de un miembro del personal.

El tener una cesárea no impide la lactancia materna, y puedes pedir que durante la primera hora después de recuperar el conocimiento te dejen tener a tú bebé.

Es fundamental no dar a los recién nacidos más que la leche materna, sin ningún otro alimento o bebida, por ejemplo leches artificiales o sueros glucosados, a no ser que esté médicamente indicado.

Los chupetes no son necesarios y muchas veces interfieren con el buen funcionamiento de la lactancia materna.

La lactancia materna es uno de los regalos más bonitos ¡Qué la disfrutes!
Hasta la próxima ¡Salud!

  0
20 de diciembre de 2010

¿Has oído hablar del método canguro? Es un método para tratar de manera integral a niños prematuros o de bajo peso al nacer.

Este método no pretende reemplazar a la tecnología, lo que hace es completarla.
El bebé estará en una incubadora hasta que sus parámetros estén estabilizados, pero llegado este momento, y si el bebé no tiene más problemas, en vez de quedarse en la incubadora hasta que alcanzase un peso razonable, saldrá de la misma para estar en contacto piel con piel con su mamá (si es necesario otros familiares pueden colaborar)
Los padres reciben entrenamiento oportuno por el personal del centro.
Se necesita una cinta elástica de licra de algodón que se ajusta alrededor del torso y la espalda de la mamá y en cuyo interior estará el bebé, cuya ropita será solamente un gorro y unos calcetines y unos guantes.
El bebé se alimenta de la leche materna, ( que por cierto es la mejor en estos casos porque está adaptada a esta circunstancia), al principio como está muy débil para mamar, es la madre la que se saca y se la da por una sonda que va directamente al estómago, luego a medida que el niño es más capaz puede succionarla de una jeringa,
o de una tacita, ¡¡¡ nunca con la tetina de un biberón porque dificultaría su aprendizaje!!!, por ultimo cuando el niño ya puede, inicia la lactancia de forma normal.

Los bebés salen antes del hospital pero los papás tienen que llevarles periódicamente al centro para su correcto seguimiento. En todo momento cuentan con la ayuda del equipo sanitario.

Las ventajas del método son muchas:
§ Los bebés regulan mejor la temperatura corporal, el ritmo respiratorio, el nivel de oxigeno, su comportamiento y su estabilidad.
§ Constituye una protección contra el retraso mental.
§ Fomenta la lactancia materna.
§ Abarata los costes y hacen que los recursos de las unidades de neonatología se usen con más eficacia y se humanicen.
§ Los padres se sienten menos estresados y están más contentos consigo mismos al ver que están siendo parte importante en el desarrollo de sus bebes.

El método canguro está altamente probado y ha salvado la vida de miles de niños, desde que en 1978 “nació” en Colombia de las observaciones del Dr. Edgar Rey Sanabria pediatra y profesor universitario.
Actualmente está extendido por todos los continentes, y es recomendado por la OMS, pero incomprensiblemente en muchos servicios de neonatología todavía no se aplica.
Espero que esta entrada contribuya a su difusión para remediar tal injusticia.
Hasta la próxima ¡Salud!

  0
27 de mayo de 2010

No sé si lo has pensado alguna vez, pero la lactancia materna es ecológica.
Por eso a sus múltiples ventajas se le añade esta.
Veámosla un poco más detenidamente.

Utiliza un recurso natural renovable y produce sólo desechos biodegradables.
Al venir esterilizada y a la temperatura adecuada no necesita ni esterilizarse ni calentarse. Pensemos en la cantidad de agua y de energía que se ahorra al no tener que hacer nada de esto. Y no me estoy refiriendo sólo a los países industrializados sino en el mundo en general. En algunos lugares esa energía será eléctrica, en otros será gas, en otros de leña, pero en todos supone un ahorro claro de energía.
En cada toma las tetinas y los biberones deben hervir durante 10 minutos y el agua para la mezcla otros 10 minutos más, si lo multiplicamos por el número de tomas de un día son muchos minutos ¡Imagínate durante todo un año!
Se pueden usar otros tipos de substancias químicas para esterilizar los biberones pero eso también requiere unos costes y energía para la producción de los aparatos de esterilización
El envase natural en el que viene presentada la leche materna, no deja residuos.
Por cada tres millones de bebés alimentados con biberón se usan 450 millones de latas de fórmula, que suponen 70.000 toneladas de metal, y en muchos países ese metal no se recicla.
La lactancia materna es la mejor manera de utilizar recursos escasos. Comiendo y bebiendo un poco más, la madre produce el alimento de más alta calidad para su bebé.
También hemos que recordar que para producir las leches artificiales provenientes de las vacas hay que gastar muchos litros de agua para regar los pastos de los que estas se alimentan, y además según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero es uno de los principales responsables del efecto invernadero en el mundo. ¡Increíble ¿Verdad?!

Por eso cuando una madre está amantando a su bebé no sólo le está dando el mejor alimento sino que está colaborando a la conservación del planeta.

Hasta la próxima ¡Salud!

  0
24 de abril de 2010

Si hay algo que claramente fortalece la salud eso es la lactancia materna.
En otras ocasiones hablaré desde otros puntos de vista, hoy me voy a centrar en algunas, hay muchísimas más, de sus ventajas.

La lactancia materna es buena para todos: para la madre, para el niño y para la sociedad en su conjunto.

Para la mujer es la manera natural de terminar el embarazo. El útero que ha estado muy distendido volverá con más facilidad a su tamaño previo, por la acción de la oxitocina que se produce al dar de mamar, evitando de esta manera hemorragias e infecciones.
También hace que la grasa que la madre ha ido acumulando se vaya perdiendo poco a poco.
Las hormonas que produce la mujer mientras lacta ayudan a conciliar el sueño.
La lactancia materna exclusiva hace que se inhiba la ovulación, ayudando a espaciar los embarazos. (Es como si el cuerpo se dijera a sí mismo: “Ahora estoy criando a este hijo no seria bueno en estos momentos quedarme de nuevo embarazada”) ¡Qué sabiduría más grande ¿verdad?!
La mujer que da de mamar tiene menos riesgo de padecer cáncer de mama.

Por parte del niño es la primera y mejor vacuna natural que puede tomar, contiene una gran cantidad de anticuerpos, que le librarán de un gran número de enfermedades. Aporta grandísimas cantidades de inmunoglobulina A (Ig A). Pero la grandeza de la leche materna es tan sublime que se ha visto que estas inmunoglobulinas están especialmente adaptadas a los gérmenes del lugar donde se vive, variando de una zona a otra ¡¡Maravilla de maravilla!!

La leche materna es estéril, está a la temperatura adecuada, disponible en cualquier instante y lugar y se presenta en el mejor de los envases. Es eclógica desde muchos puntos de vista, por ejemplo al no dejar residuos Y es gratuita ayudando grandemente a la economía de la familia y del país que la fomenta.

La lactancia materna no es una obligación, pero si que es un derecho: un derecho de los niños y de las madres que quieran amamantar a sus hijos.

Hasta la próxima ¡Salud!

  0