Archivos con la etiqueta: alimentos

27 de julio de 2013

Lo prometido es deuda, y como en la anterior entrada os dije que os hablaría del humus y del falafel aquí estoy para cumplirlo.

Pero para que disfrutemos plenamente de ellos deciros que el garbanzo es un alimento casi completo.

 Es una buena fuente de proteínas, contiene todos los aminoácidos esenciales y no esenciales a excepción de la metionina, pero esta deficiencia se suple consumiendo conjuntamente cereales como el trigo y el arroz. También es una buena fuente de hidratos de carbono, siendo el almidón el más importante.

 Es pobre en grasas pero estas son de alto valor biológico al ser mono y poli insaturadas.

Es rico en vitaminas del grupo B y folatos, también es rico en hierro y en cinc. Reduce el colesterol evita el estreñimiento y fortalece el sistema nervioso.

Los garbanzos son los componentes principales de platos tan famosos como los cocidos y adafinas, y de los riquísimos falafel y humus, que al elaborarse casi en frío son muy cómodos de preparar.

 Para todos ellos deberemos ponerlos la noche anterior en remojo con agua tibia, posteriormente después de lavados y escurridos procedemos a su elaboración.

No tengo espacio suficiente para daros detalladamente las dos recetas, pero eso no es problema porque las encontraréis fácilmente.

 El falafel son unas bolitas hechas de una mezcla de garbanzo, trigo, pan, al que se le añade entre otros: ajo, perejil, cilantro, pimentón, cominos, pimienta, sal…

Todo esto se pasa por una picadora y después de dejarlo reposar para que tome sabor, se elaboran unas bolitas de unos tres centímetros de diámetros que se fríen en aceite de oliva.

 Este plato se consume con pan de pita en el que se introducen las bolitas, junto con trocitos de lechuga, pepino, tomate, etc. Suele gustar mucho a los pequeños de la casa, ¡y más si les dejamos hacer a ellos las bolitas!

 El humus también llamado paté de garbanzos, se prepara cociendo previamente los garbanzos y después pasándolos por una batidora (necesitarás agregar un poco del líquido de la cocción para que quede de la consistencia deseada), también se añade tajina (hecha a base de semillas de sésamo), y después como si de una ensalada se tratase se aliña con: aceite de oliva, jugo de limón, perejil, pimentón, pimienta, ajo y sal.

Todo esto se mezcla bien y ya está listo para esparcir en una rebanada de pan. ¡¡¡El sabor es exquisito!!!

 ¡Qué ustedes lo disfruten!

Hasta la próxima ¡Salud!

  0
10 de julio de 2013

En verano apetece comer cosas fresquitas, así que muchas personas destierran de su cocina veraniega las legumbres por considerarlas un plato típico de los meses fríos. Y aunque esto es cierto, también es verdad que las legumbres, pueden ser un plato muy recomendable para los días de calor.

Antes de nada decir que legumbre es todo fruto o semilla de las plantas que se desarrollan dentro de vainas. Así en este grupo están: las alubias o judías secas, lentejas, garbanzos, guisantes, habas, soja, etc.

¿Qué hacer en los días de calor si queremos seguir consumiéndolas?

 Lo primero que podemos hacer es prepararlas de tal manera que no aporten tantas calorías, esto se consigue fácilmente elaborando recetas en las que no intervengas los ingredientes del cerdo, que aportan mucha grasa. En su lugar podemos poner diferentes verduras, por ejemplo: zanahorias, pimientos, calabacín, etc.

 Otra cosa es el comer estos guisos cuando estén templados, y no en caliente, como se hacía en invierno.

 Las legumbres también admiten perfectamente las recetas en frío, como son las ensaladas. Podemos hacer todo tipo de ensaladas: de lentejas, de judías, de garbanzos, etc. Para esto lo único que tenemos que hacer es previo remojo la noche anterior, (que lo requieren todas salvo las lentejas, que con unos minutos es suficiente), las coceremos y después de dejarlas enfriar procederemos a elaborar con ellas unas sabrosas ensaladas, en donde los ingredientes pueden ser tan variados como nuestra imaginación. Posteriormente procederemos aliñarlas con especies aromáticas, sal vinagre y aceite de oliva. El sabor está garantizado, y el disfrute en su elaboración también, porque son platos fáciles que nos dejan campo abierto a la creatividad.

Las legumbres son una fuente de proteínas de alto valor biológico, si tememos la previsión de consumirlas junto a hidratos de carbono, como por ejemplo el arroz, maíz, o mismamente el pan. Esto es debido a que las legumbres son pobres en el aminoácido metionina, que está muy presente en los cereales.

 Con los garbanzos se preparan dos platos en frío que son unos de mis favoritos: el humus y el falafel, me gustan tanto que no me resisto a compartirlos en otra entrega.

 Hasta la próxima ¡Salud!

  0
09 de mayo de 2013

¿Has tomado alguna vez unos guisantes tiernos recién cogidos de la mata? ¡¡¡ Están riquísimos!!!

Y ahora que en muchas fruterías hay guisantes,  os animo a comprarlos y a consumirlos frescos, masticándolos muy bien para ensalivarlos correctamente y empezar a digerir, ya en la misma boca,  el almidón que contienen.

Aunque no lo parezca son una legumbre (legumbre es todo género de fruto o semilla de las plantas que se desarrolla dentro de vainas).  Y en este caso son semillas.

Por lo general se suelen consumir sin la vaina, por ser esta muy  fibrosa, salvo en la variedad llamada “Tirabeque”, en la que es muy tierna y sabrosa y se consume todo entero.

El mayor tanto por ciento del guisante es agua (79%), luego están los hidratos de carbono (9,36%), las proteínas (5,42), la fibra (5,10), las grasas son mínimas (0,40%).

Tiene vitaminas del complejo B, es muy rico en vitamina C, provitamina A,  Vitamina E, y folatos.

Sus minerales son: potasio,  hierro, cinc, y magnesio.  Siendo pobre en sodio

Si los vamos a cocinar sólo necesitan una cocción de unos cinco minutos,  porque  con más tiempo perderían casi todas las vitaminas.

Se presentan en: conserva, congelados o secos (como cualquier otra legumbre). Pero lo mejor es tomarlos en crudo porque es cuando tienen la mayor concentración de vitaminas.

Están indicados en las afecciones cardiacas;  en los trastornos del sistema nervioso, como depresión, insomnio; en el embarazo y en la lactancia. Es muy bien tolerado por los diabéticos.

Son una buena fuente de proteínas, pero para que proporcionen todos los aminoácidos necesarios tendremos que combinarlos  con cereales. Ya que las legumbres son ricas en lisina y pobres en metionina y a los cereales que les ocurre  justo lo contrario.

 Me despido con una receta que aparte de ser muy nutritiva, porque va a proporcionarnos todos los aminoácidos necesarios, es  visualmente muy estética:

Coceremos maíz, lo desgranaremos y los juntaremos con guisantes tiernos en crudo, aliñándolos con un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal, y  unas gotitas de limón.

Hasta la próxima ¡Salud!

  0
28 de febrero de 2013

Si hay una fruta útil, que nos va ayudar en más de una ocasión esa es el plátano o banana, que a sus múltiples cualidades añade su comodidad para comerla en cualquier lugar.

Es mejor consumirlos cuando están maduros,  porque así casi todo el almidón que poseen se habrá convertido en azúcares  (21%) : sacarosa, glucosa y fructosa y serán mucho más digeribles. Se deben masticar y ensalivar muy bien.

Tiene una pequeña cantidad de  proteínas (1%), y casi nada de grasa (menos del 0,5 %), y su fibra hace descender el nivel de colesterol.   

Es útil en la celiaquía, la gota,  la artritis, y las afecciones cardiacas y no está contraindicado en la diabetes.

Es una de  las frutas frescas más abundantes en potasio, (sólo superada por el aguacate y el dátil). Esto le hace muy útil en las gastroenteritis y en aquellos enfermos del corazón y la hipertensión arterial,  que están siendo tratados  con diuréticos no ahorradores de potasio, o con digitálicos.

 Es utilísimo en las gastroenteritis, ya sea de niños como de adultos, (con los vómitos se pierde potasio), también es muy útil en las diarreas

Para las personas que padecen de úlcera gastroduodenal, tienen en los copos de avena y en los plátanos sus aliados,¡ Sin abusar de ellos, claro!

Una receta muy útil para los vómitos, las diarreas y las úlceras gastroduodenales: Toma un plátano maduro, pélalo, aplástalo cuidadosamente con un tenedor y degústalo muy lentamente, notarás  pronto su efecto protector. En los vómitos y diarreas, prueba primero con poca cantidad, por ejemplo un cuarto de plátano, y si el enfermo lo tolera bien repite la operación varias veces.

Algunas variedades de plátanos son:

Los plátanos macho, muy ricos en almidón, por lo que no resultan útiles para su consumo en crudo sino cocinados como si de patatas se tratase.

El plátano rojo, por el color rojo de su piel, procede de Malasia y se comen en crudo.

Y el más rico de todos el plátano enano canario.

Curiosidades: ¡Los plátanos crecen en racimos que pueden pesar más de 50 kg y contener hasta 300 unidades!

Hasta la próxima ¡Salud!

  1
26 de noviembre de 2012

Esta es una de las típicas preguntas que me hacen, y también aquella afirmación que dice: “Yo no tomo frutos secos porque engordan”.

Es cierto que los frutos secos aportan muchas calorías, pero tomados con moderación pueden formar parte de tu dieta sin tener por eso que aumentar tu peso.

¿Qué cuál es el truco? Introducirlos, de vez en cuando en tu menú, como sustitutos de las proteínas animales,  por ejemplo de las carnes.

¿Es esto correcto? Sí,  porque tienen un alto contenido proteico (15 a 30%), y sus  proteínas son de  un alto valor biológico, como por ejemplo la de las nueces.

Contienen una proporción elevada de grasa (45 a 60%): monoinsaturada y poliinsaturada (las buenas), y al ser de origen vegetal no contienen colesterol.

El contenido en hidratos de carbono suele ser pequeño oscilando  entre (5 al 20%) salvo las castañas que se comportan como unos frutos secos un poco especiales porque aportan muchos hidratos de carbono, pocas proteínas, y pocas grasas, por lo que las dejaríamos  aparte en lo que os estoy contando hoy.

Los frutos secos también son una buena fuente de antioxidantes y de minerales. En su estado natural no contienen sal y esto los hace muy interesantes, la sal se les añade en el proceso de industrialización, estropeando esta cualidad, por lo que los frutos secos se deben consumir, al natural, sin sal.

Os propongo una receta de ensalada otoñal.

Ingredientes: Escarola,  granada,  manzana, mandarina, (nueces y orejones, 5  de cada uno por persona). Los orejones son los albaricoques deshidratados

Procediemiento: Limpia, pela, etc.  todos los ingredientes.  Córtalos en trozos regulares, mézclalos todos muy bien, y alíñalos con eceite de oliva virgen, vinagre, y sal.

Está deliciosa.

Hasta la próxima ¡Salud!

  0
30 de octubre de 2012

No, no me refiero a sí estamos cuidando el huerto de nuestra casa, si es que lo tenemos, me refiero a si estamos cuidando “nuestro cuerpo”.

Ver nuestro cuerpo como un terreno que cuanto mejor le cuidemos, menos problemas de enfermedad nos va a dar, es un gran avance en cuestión de salud.

En esto de cuidar nuestro terreno tiene que ver mucho cómo le nutramos: ¿Qué alimentos estamos comiendo?, y cómo le regamos:¿Qué y cuántos líquidos estamos bebiendo? 

En la medicina oriental también se da mucha importancia a la meditación. Yo como soy cristiana le doy importancia a la oración, y a seguir los sabios consejos contenidos en la Biblia, que por raro que parezca  tienen que ver mucho con nuestra salud, porque ya se sabe: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” 

De cara al otoño-invierno que tenemos encima hemos de ir preparando nuestro terreno para defendernos de los típicos resfriados y gripes. ¿Qué cómo podemos prepararnos? Introduciendo en nuestra dieta, según vayan llegando, alimentos típicos de la temporada. Descartando todos aquellos alimentos artificiales, prefabricados, auténticas fuentes de toxinas, y añadiendo alimentos naturales, principalmente, frutas y verduras, pescados, legumbres,  frutos secos, aceite de oliva,  yogures, etc. Y disminuyendo, por ejemplo,  las grasas animales y embutidos.

Bebiendo abundante  agua, o zumos naturales, por ejemplo de naranja, olvidándonos de los refrescos comerciales,  y algo fundamental, descartar al máximo el azúcar y la harina blanca  de nuestra alimentación.

Cuidar el terreno también incluye: Hacer las comidas a sus horas, descansar el tiempo adecuado, hacer deporte, tener contacto con la naturaleza disfrutando de la luminosidad del sol  etc.

¡Qué ustedes lo cuiden bien!

Hasta la próxima ¡Salud!

  0
17 de octubre de 2012

Hace unos días me llegaron estos  dos videos sobre la industria del huevo y el código de los huevos. Me impactó mucho ver lo mal que son tratadas las gallinas ponedoras. (Sé que los pollos viven más o menos en las mismas condiciones ) Inmediatamente fui a la nevera, para comprobar si lo del código numérico era verdad, ¡Y efectivamente tenía todos lo dígitos que decían! y por cierto que los que estaban en mi nevera empezaban por 3, o sea que eran de gallinas criadas en jaulas. A partir de ahora tengo cuidado con los huevos que compro y elijo huevos con el número cero o uno, ¡Valen un poco más pero merece la pena!

Os dejo el resumen del primer número del código

El 0: Indica que las gallinas están al aire libre y su alimentación es ecológica.

El 1: Las gallinas tienen acceso al parque durante varia horas al día y su alimentación es, al menos,  en un 70%  ecológica.

El 2: Las gallinas están en una nave, no salen al aire libre y son alimentadas con pienso.

El 3: Además de no salir al aire libre, y ser alimentadas con pienso, están en jaulas colectivas.

¿Por cierto os habéis fijado en el destino de estas gallinas viejas?, ¡¡¡Son los famosos cubitos de pollo!!!  Sobre estos cubitos habría que hablar con tranquilidad, pero yo nunca los recomiendo.

Espero que os haya sido de utilidad.

Hasta la próxima ¡Salud!

  1
10 de septiembre de 2012

A petición de Triple aquí va una entrada con los alimentos saludables para incluir en la lista de la compra  a la vuelta de las vacaciones – no es una lista exhaustiva- sólo son unas sugerencias.

¿Qué te parece empezar por el final? Por los postres, a estas alturas del verano hay muchísimas frutas deliciosas:  melón, sandía, melocotones, paraguayas, etc., etc. Compra fruta fresca y deja de lado los postres preparados en los que abundan los azúcares refinados y las calorías.

Para continuar y ya que estamos en  la misma sección ve a la parte de las verduras y hortalizas  y deléitate con ellas: pepinos, pimientos verdes y rojos, tomates , judías verdes, etc., etc.  Quizás a tu familia, principalmente a tus hijos,  no les guste mucho las verduras pero son uno de los alimentos más sanos, y si de pequeños les ayudas a amarlas,  les harás un favor para toda la vida.

¿Que te parece ir ahora a la sección de los huevos y los lácteos?

Los huevos son necesarios, uno o dos huevos a la semana es correcto, y con ellos se pueden hacer muchos platos suculentos. Respecto  a los lácteos en sus distintas formas: leche fresca, yogures, mantequilla,  quesos (procura elegir los que sean poco grasos), siempre deben estar en la nevera, y formar parte de la dieta tanto de los niños como de los adultos.

Vayamos a la sección de” las proteínas”  por antonomasia: carnes, (recomiendo la ternera y el cordero, antes que el cerdo); las aves con el pollo a la cabeza, y los pescados donde los puedes elegir frescos-son una auténtica delicia para el paladar- o congelados, mucho más asequibles al bolsillo e igual de nutritivos. Si tu nevera estaba vacía y compras mucho de esta sección puedes congelarlo al llegar a casa e irlo sacándolo del congelador  según lo vaya necesitando.

Pero también y hablando de proteínas no debemos de olvidar las vegetales: legumbres como las lentejas, judías pintas, judías blancas, garbanzos, y los frutos secos. No pienses que van a desequilibrar tu peso corporal, porque bien integrados en tu dieta no tienen porqué añadir kilos a tu figura.

La cesta ya la tenemos casi llena pero hemos de buscar un sitio para el aceite de oliva virgen, lo vamos a necesitar para hacer la mayoría de nuestros platos. También el pan, y algún hidrato de carbono más para desayunar en forma de cereales que sean de tu gusto, y la miel, que la vas a necesitar en más de una ocasión. También el harina y el arroz preferentemente integrales.

 Es hora de salirdel supermercado, no pienses que me he olvidado de los dulces y de los refrescos para beber, no los considero en absoluto necesarios y se puede pasar sin ellos perfectamente. Para beber la mejor bebida es el agua. Donde vivo el agua del grifo es de una calidad excepcional, y por eso no tengo que comprarla, si no es este tu caso tendrás que adquirirla también, porque eso sí que es imprescindible.  

Bueno pues creo que nada más, es hora de pagar e irnos.

Hasta la próxima ¡Salud!

  0
01 de agosto de 2012

Quien ha tenido un calambre muscular sabe lo dolorosísimo que es.

 Suelen presentarse por la noche, como una contractura muscular involuntaria de los músculos de la pierna, principalmente de los gemelos en la pantorrilla, y el dolor es tan grande que te levanta de la cama- ipso facto- como si estuvieras impulsada por un resorte automático. ¡¡¡ La verdad es que si se tratara de un despertador no habría otro más efectivo !!!

Los calambres están favorecidos por la deshidratación y por la pérdida de sales minerales, ocasionados  por: el beber poca agua, las diarreas, los vómitos, la poliuria excesiva, por ejemplo por diuréticos; la sudoración profusa; el ejercicio intenso.  Y también por los trastornos de la circulación venosa de las piernas, relacionados con las varices.

Por todo esto son más frecuentes en verano.

¿Cómo los podemos prevenir?

Combatiendo las causas que los ocasionan.

La primera y la más importante. Estar bien hidratados, y para esto nada mejor que hacer del agua nuestra  fiel compañera.

Dos minerales son muy importantes, el magnesio y el potasio.

El magnesio se encuentra en las semillas (de calabaza, de girasol, de sésamo), en los frutos secos oleaginosos (anacardo, avellana, almendra)y en las legumbres.

El potasio se encuentra en todas las hortalizas y en las frutas, especialmente en el plátano, (este mineral se pierde con mucha frecuencia cuando hay vómitos, diarreas o se están tomando diuréticos).

La vitamina B  principalmente la B2 y la B6 Su carencia favorece los calambres. Se encuentra en el germen de trigo y en la levadura de cerveza

Todas las frutas son ricas en agua y en los minerales y vitaminas antes dichos, por lo que son unas excelentes aliadas contra los calambres, ya sean tomadas tal cual o en forma de zumos.

 Las bebidas isotónicas también ayudan a combatirlos.

Y para el invierno algo muy útil es un rico caldo mineral natural hecho a base de verduras entre las que no deben faltar el apio y la cebolla. Tomado calentito  hará las delicias del paladar y evitará que esa noche los temidos calambres nos despierten antes de tiempo.  

Hasta la próxima ¡Salud!

  0
12 de junio de 2012

Los higos son uno de esos exquisitos bocados que la naturaleza pone a nuestro alcance para nutrirnos y deleitarnos. 

 Algunas higueras dan dos cosechas al año: las brevas en primavera, y los higos propiamente dichos en verano-otoño.

 Las higueras florecen entre la primavera y el otoño, sus flores son de color amarillo, ¡¡¡pero no te vuelvas loca buscándolas, porque no se ven a simple vista!!! En realidad lo que nosotros llamamos fruto, o sea el higo, no es un fruto, sino una inflorescencia, el receptáculo que contiene las flores. Solo tienes que partirlo por la mitad y observarlo con cuidado para ver las florecillas.

 Si curioso es esto, más curioso es la forma en que determinadas higueras polinizan las flores: Por medio de una avispa que entrando en su interior para poner sus huevos, trae con ella los granos de polen.

 Los higos deben madurar en el árbol, esto dificulta su trasporte y hace que sólo se puedan comer frescos muy pocas semanas al año. Una alternativa son los higos secos.

 En su composición destacan los hidratos de carbono, que suponen casi el 16%, principalmente a base de azúcares simples, glucosa y fructosa. Tiene poco contenido en proteínas y menos aún en grasas. Pero son ricos en vitaminas, minerales, y oligo elementos.

 En los higos secos, en los que se ha perdido la mayor parte del agua, todos sus componentes a excepción algunas vitaminas, se concentran aumentando su contenido porcentual, resultando muy ricos, por ejemplo, en calcio.

 Entre sus indicaciones podríamos resaltar:

 Que son un excelente tonificante muscular. (Los atletas griegos los tomaban para reponer fuerzas).  Aportan energía. Estando recomendados en los casos de anemia, o fatiga por causa orgánica o psíquica.

 Los higos en cualquiera de sus formas, pero especialmente los secos a remojo y los hervidos con leche vegetal, calman la tos y facilitan la expectoración estando recomendados en bronquitis y catarros.

 Se digieren muy bien y combaten el estreñimiento suavizando el conducto digestivo y estimulando los movimientos peristálticos.

 100 gr. de higos frescos aportan 74 Kcal y 255 si se trata de los secos ¡¡¡más ligeros que muchas barritas energéticas!!!

¡Hasta la próxima ¡Salud!

  0