Siempre hay una razón para vivir

El otro día vi un anuncio que me llamó la atención, en él se daba una página web,
su nombre me pareció interesante, “siempre hay una razón para vivir”, así que me metí en ella y la ojeé. Vimos el video en casa y nos gustó tanto que lo visualizamos varias veces. Nos pareció muy emocionante.
Aunque no tengo nada que ver con la entidad que lo promociona, sí que comparto con ella una serie de valores.
Este video me hizo pensar en cuál es mi razón para vivir, porque todos necesitamos una razón para vivir.
Conozco a personas desalentadas, que me dicen: “no tengo ninguna razón para vivir”. Y ese desánimo les lleva con el tiempo, a caer en un estado depresivo, del que a veces les es muy difícil salir.
Las razones para vivir son muy importantes para la salud. Las buenas razones aumentan la fortaleza personal, aumentan la salud.
La no existencia de razones o la existencia de razones equivocadas o falsas, que no dan seguridad verdadera, a la larga van a perjudicar nuestra salud.
Es muy importante tener una buena razón para vivir. Y yo no encuentro ninguna razón mejor para vivir que todo lo relacionado con Dios y su gloría, aplicado de una manera personal a la vida de cada uno.
Una buena razón para vivir es un poderoso motor en nuestras vidas. Nos va a dar esperanza, fuerza, motivos por los que levantarnos cada mañana y enfrentarnos a la lucha diaria, etc.
Por eso hoy os quiero dejar con esta reflexión, que sin lugar a dudas puede influir mucho en nuestra salud, en nuestras vidas.
Siempre hay una razón para vivir ¿cuál es la tuya?

Aquí os dejo el video

Hasta la próxima ¡Salud!

      

821

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>