Los higos: exquisito bocado de la naturaleza

Los higos son uno de esos exquisitos bocados que la naturaleza pone a nuestro alcance para nutrirnos y deleitarnos. 

 Algunas higueras dan dos cosechas al año: las brevas en primavera, y los higos propiamente dichos en verano-otoño.

 Las higueras florecen entre la primavera y el otoño, sus flores son de color amarillo, ¡¡¡pero no te vuelvas loca buscándolas, porque no se ven a simple vista!!! En realidad lo que nosotros llamamos fruto, o sea el higo, no es un fruto, sino una inflorescencia, el receptáculo que contiene las flores. Solo tienes que partirlo por la mitad y observarlo con cuidado para ver las florecillas.

 Si curioso es esto, más curioso es la forma en que determinadas higueras polinizan las flores: Por medio de una avispa que entrando en su interior para poner sus huevos, trae con ella los granos de polen.

 Los higos deben madurar en el árbol, esto dificulta su trasporte y hace que sólo se puedan comer frescos muy pocas semanas al año. Una alternativa son los higos secos.

 En su composición destacan los hidratos de carbono, que suponen casi el 16%, principalmente a base de azúcares simples, glucosa y fructosa. Tiene poco contenido en proteínas y menos aún en grasas. Pero son ricos en vitaminas, minerales, y oligo elementos.

 En los higos secos, en los que se ha perdido la mayor parte del agua, todos sus componentes a excepción algunas vitaminas, se concentran aumentando su contenido porcentual, resultando muy ricos, por ejemplo, en calcio.

 Entre sus indicaciones podríamos resaltar:

 Que son un excelente tonificante muscular. (Los atletas griegos los tomaban para reponer fuerzas).  Aportan energía. Estando recomendados en los casos de anemia, o fatiga por causa orgánica o psíquica.

 Los higos en cualquiera de sus formas, pero especialmente los secos a remojo y los hervidos con leche vegetal, calman la tos y facilitan la expectoración estando recomendados en bronquitis y catarros.

 Se digieren muy bien y combaten el estreñimiento suavizando el conducto digestivo y estimulando los movimientos peristálticos.

 100 gr. de higos frescos aportan 74 Kcal y 255 si se trata de los secos ¡¡¡más ligeros que muchas barritas energéticas!!!

¡Hasta la próxima ¡Salud!

      

1114

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>