Legumbres en verano

En verano apetece comer cosas fresquitas, así que muchas personas destierran de su cocina veraniega las legumbres por considerarlas un plato típico de los meses fríos. Y aunque esto es cierto, también es verdad que las legumbres, pueden ser un plato muy recomendable para los días de calor.

Antes de nada decir que legumbre es todo fruto o semilla de las plantas que se desarrollan dentro de vainas. Así en este grupo están: las alubias o judías secas, lentejas, garbanzos, guisantes, habas, soja, etc.

¿Qué hacer en los días de calor si queremos seguir consumiéndolas?

 Lo primero que podemos hacer es prepararlas de tal manera que no aporten tantas calorías, esto se consigue fácilmente elaborando recetas en las que no intervengas los ingredientes del cerdo, que aportan mucha grasa. En su lugar podemos poner diferentes verduras, por ejemplo: zanahorias, pimientos, calabacín, etc.

 Otra cosa es el comer estos guisos cuando estén templados, y no en caliente, como se hacía en invierno.

 Las legumbres también admiten perfectamente las recetas en frío, como son las ensaladas. Podemos hacer todo tipo de ensaladas: de lentejas, de judías, de garbanzos, etc. Para esto lo único que tenemos que hacer es previo remojo la noche anterior, (que lo requieren todas salvo las lentejas, que con unos minutos es suficiente), las coceremos y después de dejarlas enfriar procederemos a elaborar con ellas unas sabrosas ensaladas, en donde los ingredientes pueden ser tan variados como nuestra imaginación. Posteriormente procederemos aliñarlas con especies aromáticas, sal vinagre y aceite de oliva. El sabor está garantizado, y el disfrute en su elaboración también, porque son platos fáciles que nos dejan campo abierto a la creatividad.

Las legumbres son una fuente de proteínas de alto valor biológico, si tememos la previsión de consumirlas junto a hidratos de carbono, como por ejemplo el arroz, maíz, o mismamente el pan. Esto es debido a que las legumbres son pobres en el aminoácido metionina, que está muy presente en los cereales.

 Con los garbanzos se preparan dos platos en frío que son unos de mis favoritos: el humus y el falafel, me gustan tanto que no me resisto a compartirlos en otra entrega.

 Hasta la próxima ¡Salud!

      

1801

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>