La menopausia: una etapa para afrontar con realismo (1ª parte)

Hace unos días me invitaron a hablar sobre la menopausia en una emisora de radio.
Primero me hicieron una entrevista para comentar los aspectos puramente médicos y después había una tertulia en la que interveníamos varias personas.
Uno de los contertulios era el marido de una mujer que está atravesando esta etapa. Su intervención enriqueció mucho la charla, porque normalmente no se cuenta con ese punto de vista, y además daba gusto oírle por lo sensibilizado que estaba con el tema.
A micrófono cerrado me comentó que hay muchísimas mujeres que lo pasan muy mal, circunstancia que se agravaba por la gran incomprensión de sus maridos.
Y me dije a mi misma: este tema lo tengo que tratar en el blog, porque no me gustaría que ninguna de mis lectoras lo pasara tan mal.

Para empezar me gustaría hablar de los aspectos puramente médicos, posteriormente comentaré otras facetas relacionadas con ella.

La menopausia es la fecha de la última regla, que tiene que venir confirmada por un año de ausencia de menstruación.
Suele aparecer entorno a los 45 –55 años
Está causada porque los ovarios dejan de producir hormonas sexuales, principalmente estrógenos.
Esto ocasiona:
1. Cese en la ovulación, con la consiguiente imposibilidad de concebir hijos.
2. Cese en la menstruación

Los síntomas a corto plazo son:
§ Sofocos.
§ Atrofia y sequedad vaginal, que ocasiona “coitalgia” (dolor a la penetración)
§ Cambios en la vejiga y la uretra que se traducen en urgencia, incontinencia y mayor frecuencia al orinar.
§ Alteraciones en la piel con perdida de la elasticidad y tersura.

Los posibles síntomas a largo plazo y con consecuencias más graves son:
§ Pérdida de la masa ósea (osteoporosis), con el consiguiente riesgo de fracturas.
§ Cardiopatía isquémica: con la posibilidad de producirse angina de pecho o infarto de miocardio.

También hay otros síntomas más psicológicos como: Fatiga mental, perdida de
memoria, insomnio, pérdida de la libido, depresión, ansiedad……

Aunque todo esto es muy relativo y unas mujeres acusan mucho más los síntomas que otras.

Ante todo esto ¿Se puede hacer algo? ¡¡Claro que sí!! lo comentaré en otra entrega

Hasta la próxima ¡Salud!

      

962

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>