Guisantes: las pequeñas semillas verdes

¿Has tomado alguna vez unos guisantes tiernos recién cogidos de la mata? ¡¡¡ Están riquísimos!!!

Y ahora que en muchas fruterías hay guisantes,  os animo a comprarlos y a consumirlos frescos, masticándolos muy bien para ensalivarlos correctamente y empezar a digerir, ya en la misma boca,  el almidón que contienen.

Aunque no lo parezca son una legumbre (legumbre es todo género de fruto o semilla de las plantas que se desarrolla dentro de vainas).  Y en este caso son semillas.

Por lo general se suelen consumir sin la vaina, por ser esta muy  fibrosa, salvo en la variedad llamada “Tirabeque”, en la que es muy tierna y sabrosa y se consume todo entero.

El mayor tanto por ciento del guisante es agua (79%), luego están los hidratos de carbono (9,36%), las proteínas (5,42), la fibra (5,10), las grasas son mínimas (0,40%).

Tiene vitaminas del complejo B, es muy rico en vitamina C, provitamina A,  Vitamina E, y folatos.

Sus minerales son: potasio,  hierro, cinc, y magnesio.  Siendo pobre en sodio

Si los vamos a cocinar sólo necesitan una cocción de unos cinco minutos,  porque  con más tiempo perderían casi todas las vitaminas.

Se presentan en: conserva, congelados o secos (como cualquier otra legumbre). Pero lo mejor es tomarlos en crudo porque es cuando tienen la mayor concentración de vitaminas.

Están indicados en las afecciones cardiacas;  en los trastornos del sistema nervioso, como depresión, insomnio; en el embarazo y en la lactancia. Es muy bien tolerado por los diabéticos.

Son una buena fuente de proteínas, pero para que proporcionen todos los aminoácidos necesarios tendremos que combinarlos  con cereales. Ya que las legumbres son ricas en lisina y pobres en metionina y a los cereales que les ocurre  justo lo contrario.

 Me despido con una receta que aparte de ser muy nutritiva, porque va a proporcionarnos todos los aminoácidos necesarios, es  visualmente muy estética:

Coceremos maíz, lo desgranaremos y los juntaremos con guisantes tiernos en crudo, aliñándolos con un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal, y  unas gotitas de limón.

Hasta la próxima ¡Salud!

      

5791

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>