El arte de conversar

Conversar es un arte, y muy pocas personas son artistas en este campo, yo desde luego no.

Escena típica. Dos mujeres quedan para charlar. Una de ellas empieza la conversación.
-Mujer A: ¿Qué tal? Hace mucho tiempo que no nos vemos.
-Mujer B: Si hace mucho tiempo que no nos vemos porque… bla, bla, bla… y bla, bla, bla…
La mujer A intenta meter baza para poder hablar, pero la mujer B en seguida lleva la conversación a su tejado y sigue hablando de sus cosas.

Después de algunas horas de monólogo prácticamente ininterrumpido la primera a duras penas logra decir:
-Mujer A: Bueno me tengo que ir, es que ya se ha hecho tarde
-Mujer B: Pero si no me has contado nada de ti, tenemos que quedar otro día para que me cuentes.

La mujer A se va a casa frustrada porque no ha podido decir nada de lo que la pasaba y la mujer B no se ha favorecido de la que podía haber sido una conversación enriquecedora porque no ha dado espacio ni tiempo a su interlocutora.

Esta situación es frecuente y yo me pregunto: Realmente ¿Es esto una conversación?

Me gusta definir la conversación como: “Hacer un verso con”, pero para eso las diferentes partes deben de tener la oportunidad de hablar y la oportunidad de escuchar.
La conversación es terapéutica. Y no cabe duda de que contribuye a preservar nuestra salud. Hablar sobre un problema hace que este empiece a solucionarse. Por la ventana de la conversación entra aire nuevo a nuestra mente que contribuye a despejar la situación.

Dicen que tenemos una boca y dos oídos, porque debemos oír más que hablar. Pero es que hay personas que, en una conversación, siempre hablan muchísimo más que escuchan, y otras que siempre escuchan más que hablan.
Si eres una artista en el arte de la conversación ¡felicidades!
Pero si todavía te queda mucho por mejorar, como me pasa a mi, debemos ser conscientes de qué tipo de mujer somos “boca” u “oído” y así de una manera consciente hacer esfuerzos premeditados para enriquecernos con aquella cualidad de la que estemos más escasas.
Hasta la próxima ¡Salud!

      

1084

 

Una Respuesta a El arte de conversar

  1. Edith dice:

    Me parece acertada la observación y digna de meditación.
    Gracias, Merche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>