Despedida

“Todo tiene su tiempo”.  Tiempo de empezar un blog, y tiempo de acabar un blog. Se cumple ahora, en este mes, los cinco años desde que empecé a escribir aquí, y siento que ya ha llegado el momento de acabar y decir adiós. Y lo hago con esa sensación agridulce del dar por terminada  una obra. Alegría por lo hecho y pena por lo que ya no tendré.

Son cinco años de estar compartiendo principios de vida saludable para fortalecer la salud. Para mí ha sido una preciosa escuela en la que he aprendido  mucho, – muchísimo diría yo -,  este blog ha sido un hito muy importante en mi carrera profesional.

Cuando miro atrás y ojeo las entradas, cada una me recuerda la experiencia personal que la motivó y me doy cuenta de todo lo vivido, que es mucho. ¡Cinco años, qué más decir!

Y ahora es el momento de las gratitudes. Cuando se escribe un libro los agradecimientos se ponen al principio, pero en este blog van a ir ahora, al final, y son unos agradecimientos muy sentidos porque han permanecido después de toda la travesía.

El primer agradecimiento es para la dirección de la revista “Mujerdehoy”  por pensar en mí y proponerme llevar el blog de salud de la revista, muchísimas gracias por haber depositado esa confianza en mí.

También quiero agradecerle al web master toda la ayuda práctica que me ha prestado a lo largo de todo este tiempo y por su amable disposición siempre.

Quiero dar un agradecimiento especial a mi querida Abigail. Ella fue la que me editó las primeras entradas, y la que me ha sacado de más de un apuro, y todo esto  siempre sazonado de paciencia y amabilidad, ¡todo un ejemplo para mí!

Y la gratitud por la compañía de todas vosotras, las lectoras, y porque no quiero olvidarme de nadie, la quiero personalizar en un solo nombre, Tina, que simboliza a todas las personas que  me han seguido y que con sus  palabras amables me han animado a continuar. Gracias Tina por tu fidelidad, has sido para mí una motivación constante.

Y por último, mi gratitud a Dios, sin Él nada de esto hubiera sido posible.

Sólo me queda despedirme con una cita de la Biblia que resume todo mi sentir:

“Amadas yo deseo que vosotras seáis prosperadas en todas las cosas, y que tengáis salud, así como prospera vuestra alma”.

¡Adiós!

      

1463

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>