Comerse las uñas: más que una manía

El otro día fui a una conferencia y  me fijé en las manos de uno de los ponentes: tenía todos los dedos destrozados, sus uñas eran la mitad de lo que debían de ser, estaban todas comidas.

Era una persona adulta, intelectual, pero sus manos hablaban y decían  cosas importantes acerca de él.

Cuando una persona se come las uñas es que algo no anda bien.  Mucha gente dice que se las come por nerviosismo, como por ejemplo antes de un examen. Si es algo puntual se puede admitir, pero normalmente esto no es así. Suele ser una situación mantenida en el tiempo.

Estas personas pueden ser nerviosas,  pero hay algo más: una inseguridad, una falta de confianza en si mismas, una baja autoestima, y esto normalmente viene desde la infancia.

Si eres madre o padre, mira las manos de tus hijos, si esto está ocurriendo, lo mejor que puedes  hacer es no decirle nada directamente a él como: “No debes comerte las uñas”, esto no solucionará nada, en todo caso aumentará su ansiedad al ver que no lo puede evitar. Pero puedes hacer algo mejor.

Trasmite amor a tu hijo, hazle  saber lo importante que es, lo orgulloso que te sientes de él, las múltiples virtudes que tiene, no lo hagas en general, enuméraselás, no te inventes ninguna, pero seguro que siendo honesto puedes decirle muchas, y díselas convencido tú también. Haz esto  todos los días. Una buena costumbre es al irle a despedir por la noche, o al despertarle por la mañana. El oír esto de tus labios será la mejor medicina.  Si eres cristiana puedes decirlo en forma de bendición dando gracias a Dios por su vida. 

Si ya eres adulto, está terapia te la tendrás que aplicar tú solito, dándote cuenta de tu valía personal. Quizás no puedas curarte tú solo  y necesites ayuda de  un psicólogo.

Hay algo que ayuda de una manera especial y es saber que Dios nos quiere. Él ha dicho que “con amor eterno te he amado”. Este amor tan especial que Dios tiene por cada uno de nosotros es lo que  nos  da la base para una aceptación incondicional de nosotros mismos.

Hasta la próxima ¡Salud!

      

2643

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>