¿Por qué será?

Hola soy Rosa:

¿Por qué será que hay muchísimas personas que nunca tienen hueco en su estómago para comer fruta y siempre tienen sitio para tomar un trozo de tarta o pastel?
¿Por qué será que hay personas que detestan las verduras, que las consideran sosas, sin sabor, insulsas?
¿Por qué será que hay personas que no les gustan las frutas, que prefieren no comer fruta antes que pelarla?
¿Por qué será que hay personas que nunca elegirían como guarnición una ensalada?
¿Por qué será que hay personas incapaces de comer fruta o verdura y se vuelven locas con los embutidos, las salsas, los pasteles, los fritos, los helados, los snaks, la nata,
el chocolate y todo lo que lleve azúcar?
¿Por qué será que en los bares, restaurantes o cafeterías, nunca te ofrecen una “tapa” o ración de fruta, cuando tiene una forma de presentación muy fácil?

¿Por qué será?
No lo comprendo.

Bueno… si lo comprendo, porque yo era de las que antes pensaba así.

Antes de comprender que esto de mantenerte en tu peso no sólo es cuestión de ponerte a dieta unos días sino de aprender a comer bien.

He redescubierto las frutas y las verduras: solas, en ensalada, crudas, al horno, y de mil y una maneras.
Las he hecho mi aliadas. Me deleitan los sentidos, me ahorran tiempo en la cocina, porque son facilísimas de preparar-de hecho la mayoría se pueden comer crudas- me aportan mucha agua, fibra, vitaminas, minerales; me evitan estar estreñida; me hacen levantarme ligera de la mesa y con un frescor de boca delicioso.
Además me aportan muy pocas calorías ¿Qué más se puede pedir?

Con cariño Rosa

      

884

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>